11 mayo, 2013

Los conservadores en EEUU acusan ya directamente a Irán de estar tras los atentados de Boston. Según WND, Irán ve cerca un ataque en represalia.


Los conservadores en EEUU acusan ya directamente a Irán de estar tras los atentados de Boston. Según WND, Irán ve cerca un ataque en represalia.

Gran parte de los medios de comunicación de Irán entraron en pánico hoy, atacando los informes de WND sobre la implicación del régimen islámico en los atentados de...
la-proxima-guerra-terroristas-atentado-maraton-boston-hermanos-Tsarnayev-agentes-dobles
Las grandes preguntas que hay en el aire sobre los terroristas de la maratón de Boston, Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev tienen una sola respuesta: Surgió en las 102 horas de tensión entre los dos ataques con bomba en la maratón de Boston el Lunes, 15 de abril - que dejó tres muertos, 180 heridos y un oficial de policía asesinado en el MIT - y la captura de Dzohkhar el Viernes, 19 de abril en Watertown.

La conclusión de fuentes de inteligencia antiterrorista de Debka es que los hermanos eran agentes dobles, contratados por la inteligencia de EEUU y Arabia Saudí para infiltrarse en las redes yihadistas wahabíes, que, ayudadas por las instituciones financieras saudíes, se habían extendido a través del inquieto Cáucaso ruso.

En cambio, los dos ex chechenos traicionaron su misión y se fueron en secreto al lado de las redes islamistas radicales.

Por este camino tortuoso, los hermanos ganaron el dudoso honor de ser los primeros agentes terroristas en importar el terrorismo de Al Qaeda a los Estados Unidos a través de una ruta sinuosa fuera del Medio Oriente: El Cáucaso.

Esta amplia región abarca las repúblicas musulmanas autónomas o semi-autónomas de Daguestán, Ingushetia, Kabardino-Balkaria, Chechenia, Osetia del Norte y Karachyevo-Cherkesiya, la mayoría de las cuales Occidente nunca ha oído hablar.

Sin embargo Moscú mantiene estas repúblicas bien atadas con inteligencia y militarmente, echando abajo constantemente la resistencia violenta por parte de las células wahabíes, que atraen el apoyo de ciertas fuentes y fondos sauditas por parte del gobierno de Riad para la construcción de mezquitas wahabíes y escuelas para difundir la religión estatal de Arabia Saudita.

Los sauditas temían que su complicada participación en el Cáucaso saliera vergonzosamente a la luz cuando un estudiante saudita fue interrogado sobre su participación en los ataques mientras que estaba en un hospital de Boston con las manos gravemente quemadas.

Ellos se preocuparon lo suficiente como para enviar al canciller saudí, el príncipe saudí al-Faisal a Washington el miércoles, 17 de abril en medio de la crisis de las explosiones en el Maratón de Boston, para tener una conversación privada con el presidente Barack Obama y su asesor de Seguridad Nacional Tom Donilon sobre cómo manejar el ángulo de Arabia Saudí del atentado.

Ese día también, los medios de comunicación nacionales sauditas oficiales lanzaron una extraordinaria campaña de tres días. Destacadas personalidades nacionales y religiosas se levantaron y mantuvieron que el auténtica wahabismo saudí no adopta ninguna forma de terrorismo ni de yihadismo suicida y que la religión nacional saudí no tenía nada que ver con la violencia en Boston. "No importa cuál sea la nacionalidad y la religión de los autores, son terroristas y desviados que no representan a nadie más que a sí mismos."

El Príncipe Saudí estaba en una misión para limpiar a los 30.000 estudiantes saudíes en Estados Unidos de la sospecha de su participación en el terrorismo por su país o su religión, una mancha, que todavía perdura doce años después del 11 de Septiembre. Le preocupaba que la exposición de las conexiones de los hermanos Tsarnaev con grupos wahabíes del Cáucaso fuera a revivir el estigma.

El reclutamiento de los Tsarnaev por la inteligencia de EEUU como agentes de infiltración contra las redes terroristas en el sur de Rusia explica algunas de las características que de otro modo serían desconcertantes en este evento:

1. Una universidad de élite estadounidense en Cambridge admitió al hermano menor Dzhokhar y le concedió una beca de $2,500, sin imponerle las condiciones estándar excepcionalmente rígidas de admisión. Esto puede explicarse con que su hermano mayor Tamerlan exigieera este privilegio para su hermano menor como parte del pago para la contratación.

2. Cuando en 2011, un "gobierno extranjero" (la inteligencia de Rusia) pidió al FBI monitorizar a Tamerlan por supuestos vínculos con las células wahabíes caucásicas durante un período en el que habían comenzado a prometer lealtad a Al Qaeda, la agencia, como fue revelado oficialmente, no encontró nada incriminatorio contra él y lo dejaron ir después de una breve entrevista.

Él no fue puesto bajo vigilancia. Tampoco hubo ningún intento de ocultar el hecho de que él hizo una larga visita a Rusia el año pasado y que a su regreso comenzó a promover el Islam radical en los medios sociales.

Sin embargo, incluso después de los atentados del maratón de Boston, cuando las fuerzas de seguridad, fuertemente reforzadas por personal federal y estatal, buscaban a los autores desesperadamente, Tamerlan Tsarnaev nunca fue mencionado como un posible sospechoso.

3. El viernes, cuatro días después de las dos explosiones en la línea de meta del maratón, el FBI lanzó imágenes del sospechoso número 1 con una gorra negra y del sospechoso número 2 con una gorra blanca caminando rápidamente lejos de la escena del crimen, e hizo un llamamiento al público para ayudar a las autoridades a identificar a la pareja.

Ahora sabemos que esto era una farsa. Las autoridades sabían exactamente quiénes eran. De repente, durante la persecución policial de su coche que empezó en el campus del MIT el viernes, fueron plenamente identificados. El hermano que murió en la persecución fue identificado como Tamerlan, de 26 años, y el que escapó, sólo para ser cazado el sábado por la noche escondido en un barco, tenía 19 años de edad y de nombre Dzhokhar.

Nuestras fuentes de inteligencia dicen que puede que nunca sepamos más de lo que sabemos hoy en día sobre el indignante atentado terrorista que sufrió Boston y que sacudió a Estados Unidos - y sobre todo a Washington - esta semana. Puede que no tengamos toda la historia de cuándo y cómo los hermanos chechenos fueron reclutados por la inteligencia de EE.UU. como agentes infiltrados - más de lo que hemos llegado a saber sobre otros agentes dobles estadounidenses que resultaron traidores y se volvieron contra sus reclutadores.

Esta es sólo una breve lista de algunos de los predecesores con dos caras de los hermanos chechenos:

En la década de 1980, un egipcio llamado Mohamed Ali Abdul Saud ofreció sus servicios como espía a la sede de la CIA en El Cairo. Fue contratado, a pesar de que fue en su momento el intérprete oficial de Ayman al-Zuwahiri, entonces lugarteniente de Osama bin Laden y en la actualidad su sucesor.

Se hizo pasar por un desertor. Pero entonces, él resultó estar pasando a Al Qaeda secretos militares de Estados Unidos. Más tarde, fue acusado de los atentados de Al Qaeda en 1998 de las embajadas de EEUU en Nairobi y Dar es-Salaam.

El 30 de diciembre de 2009, el médico jordano Humam Khalil al-Balawi, habiéndose ganado
la confianza de la inteligencia de EEUU en Afganistán como un agente capaz de penetrar en los más altos niveles de Al Qaeda, hizo estallar una bomba en un encuentro preestablecido en Kost, matando a los cuatro agentes de la CIA en el país.

Luego, estaba el francés musulmán Mohamed Merah. Fue reclutado por la inteligencia francesa para penetrar en las células terroristas islamistas de al menos ocho países, entre ellos el Cáucaso. A finales del año pasado, reveló sus verdaderas intenciones con los ataques mortales contra una escuela judía en Toulouse y un grupo de commandos militares franceses.

El debate sobre el interrogatorio del terrorista capturado, Dzhokhar Tsarmayev ha comenzado, sobre cuando estará en condiciones para ser interrogado después de la cirugía por los dos impactos de bala y la gran pérdida de sangre. El primero fue infligido durante la persecución policial en la que murió su hermano Tamerlan.

A un sospechoso habitual le serían leídos sus derechos (Ley Miranda) y se le permitirá un abogado. En su caso, la opción de "excepción de seguridad pública" puede ser invocada, por lo que podrá ser interrogado sin esos derechos, siempre y cuando el interrogatorio se limite a los problemas de seguridad pública inmediata. El presidente Barack Obama también tiene derecho a tratarle como un "combatiente enemigo" y así enviarlo a un tribunal militar y a un interrogatorio sin restricciones.

Según fuentes antiterroristas de Debak, estas cuatro preguntas deberían ser la prioridad para los interrogadores:

a) ¿En qué fecha se convirtieron en traidores los hermanos Tsarnaev y decidieron trabajar para las redes caucásicas wahabíes?

b) ¿Reunieron reclutas para tales redes en los Estados Unidos - en particular, en las comunidades de raza caucásica y de Arabia?

c) ¿Cuál fue el propósito exacto de los atentados del maratón de Boston y sus consecuencias en el MIT en Watertown?

d) ¿Hay mas ataques terroristas preparándose en otras ciudades de América?

No hay comentarios.: