13 agosto, 2015

Ley Natural capítulo 2 (Lysander Spooner)


Segundo capítulo del libro escrito por Lysander Spooner titulado Natural Law.

Primera Parte

Capítulo 2
La ciencia de la Justicia (Continuación)
Sección I
Si la justicia no es un principio natural, entonces no es un principio en absoluto. Si no es un principio natural, entonces no hay tal cosa como la justicia. Si no es un principio natural, todo lo que los hombres han dicho o escrito sobre la justicia, desde tiempos inmemoriales, entonces han dicho y escrito sobre algo que no existía. Si no es un principio natural, todas las apelaciones a la justicia que se han escuchado y todas las luchas por la justicia que se han presenciado, entonces han sido apelaciones y luchas por una mera fantasía, un capricho de la imaginación, y no por algo existente.


Ley Natural capítulo 1 (Lysander Spooner)

Primer capítulo del libro escrito por Lysander Spooner titulado Natural Law, traducido del inglés de aquí

Primera Parte

Capítulo 1
La ciencia de la Justicia
Sección I
La ciencia de lo mío y lo tuyo -la ciencia de la justicia- es la ciencia de todos los derechos humanos; de todos los derechos humanos a su persona y propiedad; de todos sus derechos a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.
Es la ciencia la única que puede decirle a alguien lo que puede, y no puede, hacer; lo que puede, y no puede, tener; lo que puede, y no puede, decir; sin infringir los derechos de cualquier otra persona.
Es la ciencia de la paz; y la única ciencia de la paz; ya que es la ciencia la única que puede decirnos en qué condiciones la humanidad puede vivir en paz, o debiera vivir en paz, unos con otros.


19 consecuencias olvidadas de la redistribución de la renta

Redistribución de la renta
Texto de Robert Higgs titulado Diecinueve consecuencias olvidadas de la redistribución de la renta.
Virtualmente, cada acción del gobierno altera la distribución del ingreso personal, pero algunos programas gubernamentales, que otorgan dinero, bienes, o servicios a individuos que no dan nada a cambio, representan la redistribución del ingreso en su forma más cruda.
Hasta el siglo veinte, los gobiernos estadounidenses evitaron claramente tales «pagos de transferencias.» El gobierno nacional otorgaba pensiones y concesiones de tierra a los veteranos, y los gobiernos locales proveían de alimento y refugio al indigente. Pero las transferencias a los veteranos podían ser vistas como pagos diferidos por la prestación de servicios militares, y la ayuda local nunca ascendió a mucho.


Böhm-Bawerk refuta la teoría marxista de la explotación (II)

Teoría Valor-Trabajo de Karl Marx
Artículo escrito por José Ignacio del Castillo titulado GRANDES CONTROVERSIAS DE LA HISTORIA DE LA CIENCIA ECONÓMICA: BÖHM-BAWERK REFUTA LA TEORÍA MARXISTA DE LA EXPLOTACIÓN.
V VALOR Y COSTE DE PRODUCCIÓN
Es la idea de que el coste de producción determina el valor de cambio o precio del producto sobre la que Bóhm-Bawerk recrudece sus críticas.
Como decía Jim Cox si el valor de los bienes estuviese determinado por su coste de producción, la foto de un ser querido tendría el mismo valor que la de un desconocido o la de un enemigo —abran sus carteras para comprobarlo—. Me pregunto que hacen dos marxistas después de ir al cine. Se supone que no podrán estar en desacuerdo sobre lo mucho o poco que les ha gustado la película, pues después de todo, la producción ha requerido igual cantidad de trabajo antes de que ambos la consuman.


Böhm-Bawerk refuta la teoría marxista de la explotación (I)

Plusvalía capitalista de Karl Marx
Artículo escrito por José Ignacio del Castillo titulado GRANDES CONTROVERSIAS DE LA HISTORIA DE LA CIENCIA ECONÓMICA: BÖHM-BAWERK REFUTA LA TEORÍA MARXISTA DE LA EXPLOTACIÓN
En la primera mitad del siglo XIX el liberalismo reina triunfante en Occidente. Se trata de un movimiento de emancipación, enemigo de los privilegios que a través del estado y mediante los impuestos y las restricciones a la libertad económica se reservan unas clases sociales —nobleza, clero y gremios— a expensas del resto de la población. El liberalismo opone la razón y la ciencia frente al oscurantismo y la superstición. En el campo de la economía, el liberalismo tiene su expresión en la defensa del laissez faire frente al mercantilismo. Adam Smith primero y David Ricardo después, ya han establecido las bases de la que hoy se conoce como Escuela Clásica de Economía. El sistema de Ricardo aunque adolece de graves fallos, aparenta ser un edificio de construcción lógica impecable, lo que impresiona notablemente a sus contemporáneos.


Ni izquierda, ni derecha

Izquierda y derecha
Artículo del Mises Brasil escrito por Leonard Read .
“¡Eres raro, no eres ni de izquierda ni de derecha!”. Esta observación, hecha después de un discurso que di, mostró una visión poco común. Fue raro, porque era muy extraño escuchar a alguien que llegara a esa conclusión por su cuenta. Y fue perspicaz porque fue precisa.
La mayoría de la gente parece siempre estar buscando términos simplistas y simplificadores, de generalizaciones cómodas y prácticas, pues les ayudan en sus discursos y definiciones. Estos términos se utilizan para reemplazar definiciones tediosamente largas y complejas. Sin embargo, es fundamental tener cuidado a la hora de elegir los términos, pues es común que estas simplificaciones generen trucos semánticos y producen un alivio a los que los utilizan. Me temo que este es el caso de los términos “izquierda” y “derecha” cuando definimos a los libertarios, porque como espero demostrar, ni estamos en la derecha ni en la izquierda con respecto a todo el espectro ideológico aceptable de nuestra era.


¿El proteccionismo puede aumentar los salarios?

Proteccionismo
Artículo escrito por Frédéric Bastiat
Investiguemos si existe o no una injusticia cuando el gobierno decide determinar legislativamente qué bienes de los que necesitas puedes comprar -pan, carne, ropa o productos de cama y mesa-, así como los precios artificiales de escala que debes pagar en esas transacciones.
¿Es cierto que el proteccionismo, lo que sin duda encarece los productos que adquieres y, en ese sentido, te impone una pérdida, aumenta proporcionalmente los salarios?
¿Qué es lo que determina los salarios?


¿Cuándo fue que tú y yo firmamos el tal “contrato social”?

El siguiente artículo fue adaptado de un discurso improvisado hecho por Thomas Woods, de ahí el tono coloquial. Traducido por Josep Purroy.
“Si a vosotros, los libertarios, no os gusta la existencia de un gobierno poseedor del monopolio de la coerción, la seguridad y la justicia; no os gustan los los impuestos, nos os gustan las regulaciones, y no os gusta el status quo, entonces ¿por qué no hacéis las maletas y os vais? Implícitamente vosotros estáis de acuerdo con las normas vigentes. Si no os gustan estas normas, ¡entonces idos fuera!”
Este es el argumento común ofrecido por los estatistas cuando un libertario empieza a hablar de la inmoralidad de la coacción del Estado, sus impuestos, sus regulaciones, la confiscación de los ingresos y la propiedad, y el monopolio de la justicia, la seguridad y la moneda.


Reseña del libro “Manual del perfecto idiota latinoamericano”

Libro: Manual del perfecto idiota latinoamericano
Reseña del libro Manual del perfecto idiota latinoamericano escrita por Hermógenes Pérez de Arce.

Primeras impresiones

Tomamos el libro. El título despierta sensaciones encontradas: interesa, pero incomoda. Antes de haber leído la primera línea, y siendo latinoamericanos, nos preguntamos, explicablemente inquietos, si quedaremos incluidos entre los destinatarios de este “Manual”. Tras leer el prólogo y hojear el texto, sospechamos, con alivio, que no. Pero la incomodidad no desaparece. Todavía podríamos resultar siendo “idiotas imperfectos”.
Además, aunque “ellos”, los destinatarios, estén tan visiblemente equivocados, no por eso, reflexionamos, se les debiera tildar de “idiotas”. Vivimos tiempos de tolerancia, respeto y consenso. Pero, claro, gran parte del interés que despierta el título deriva precisamente del calificativo insultante. ¡Qué hacerle! Es la única manera de mejorar el “rating” en estos tiempos.


Reseña del libro “Ludwig von Mises: El hombre y su economía”

Reseña del libro “Ludwig von Mises: El hombre y su economía”

Ludwig von Mises
Reseña del libro LUDWIG VON MISES: EL HOMBRE Y SU ECONOMIA, de Israel M. Kirzner. Comentario de Sheldon Richman.
 
Quien quiera responder la pregunta, ¿Quién es Ludwig von Mises? se enfrenta con una tarea formidable y excitante. ¿Por dónde empezar? Acción Humana, que tiene cerca de 900 páginas, no es algo para lo que todos tenemos el tiempo y la inclinación, más allá de lo interesante que pueda ser. Socialismo, un libro extremadamente importante, representa un aspecto relativamente estrecho del trabajo de Mises. Sus libros yartículos más cortos, siempre inspiradores, no dan al novato la sensación de la profunda inspiración de sus logros.


miércoles, 12 de agosto de 2015

Aranceles y guerras estadounidenses de la Revolución a la Depresión


El comercio justo es de nuevo un grito de campaña para muchos estadounidenses. Muchos izquierdistas contemporáneos creen que el gobierno de EEUU debería imponer restricciones o aranceles a productos importados que supuestamente han fabricado trabajadores mal pagados u oprimidos del Tercer Mundo. Pocos proteccionistas contemporáneos conocen la historia sórdida de los conflictos comerciales anteriores en la historia estadounidense.


La mina de oro intelectual de Washington

Research graphic 
[Extraído del número inaugural de The Austrian]

Los intelectuales son glorificados desde hace tiempo como defensores de la verdad y de los más altos valores de la sociedad. Pero en Washington sirven como guardia pretoriana del Leviatán. Los intelectuales prosperan en Washington en buena parte gracias a los ruinosos consejos políticos que profieren.
El Distrito de Columbia tiene 120 veces más científicos políticos por cabeza que el resto de la nación. Pero en lugar de producir “buen gobierno”, los 3.200 politólogos y legiones de otros supuestos expertos proporcionan interminables excusas para extender más la influencia federal. Los intelectuales normalmente vienen a Washington a ayudar a los políticos a encadenar a otros estadounidenses, no a encadenar al gobierno. Y como suponen que sus políticas favoritas son mejores que la libertad, los intelectuales impulsan programas públicos para obligar a sus inferiores a “tomar su medicina”.


Elecciones Primarias en Argentina: Tres centristas felices

Elecciones Primarias en Argentina: Tres centristas felices

Por Oberdán Rocamora
Conmueven. Los tres quedan conformes, contentos, felices. Eufóricos se abrazan, se besan, impera la auto-justificación entre los cánticos. En Costa Salguero, en el Luna Park, o en el Tigre.
En efecto, la pedantería electoral de las PASO transcurre, para la persistente miniserie, sin novedades significativas.
Primero Daniel, Líder de la Línea Aire y Sol, que no llega al 40. Araña los 38. Segundo Mauricio, El Ángel Exterminador, que pasa los 30 y se acerca al objetivo del ballotage. Tercero Sergio, El Renovador de la Permanencia, que supera los 20, y emerge, en la distancia, como la fuerza sustancial.

El realismo político libertario

Puppetmaster

El filósofo Alexander Moseley ofrece una definición directa del realismo político como “el dar por sentado que el poder es (o debería ser) el fin primario de toda acción política ya sea en el terreno doméstico o en el internacional”.
El realismo, pues, nos ofrece un prisma a través del cual observar y estimar los fenómenos políticos, evitándonos las ilusiones que se han construido alrededor del Estado moderno. Un punto de vista sólidamente realista sobre el Estado no le atribuiría características o motivaciones divinas, fuera de este mundo, ni le aislaría de los análisis que marcan las discusiones comunes sobre los incentivos y la “naturaleza humana”.


Las principales contribuciones de la escolástica a la economía

4845
Dada la explicación habitual de los orígenes de la economía, la afirmación de la escolástica realizó una importante contribución a la teoría económica puede parecer algo sorprendente, incluso perverso.
Muchas historias de la economía, especialmente si son anglófonas, ubican los inicios de la economía en La riqueza de las naciones de Adam Smith, junto con las obras de David Ricardo y los Mills, James y John Stuart. Otros, más ecuménicos históricamente y menos insulares británicos podrían fijarse en los mercantilistas de una edad anterior como protoeconomistas; otras más incluiría al franco-irlandés Richard Cantillon y los fisiócratas entre los originadores de la economía. Aunque los nombres de los fundadores y contribuidores significativos pueden diferir de una lista a otra, la sugerencia de que haya algo de valor para la teoría económica que pueda encontrarse en las especulaciones de los filósofos escolásticos probablemente invite al escepticismo.[1]


No hay comentarios.: