28 noviembre, 2016

Escobas de mijo

Escobas de mijo
Denise Dresser
Image result for cowboys and cattle
The Economist lo escribe sin cortapisas: pobre México, "tan cerca de Trump y tan lejos de la buena gobernabilidad". Tan cerca de un vecino que quiere pisotear nuestra casa y tan lejos de autoridades capaces o deseosas de limpiarla. Aseguran que quieren hacerlo, pero a la hora de equipar a los limpiadores, en lugar de aspiradoras y desinfectantes, proveen escobas de mijo.

Eso serán la Fiscalía General y la Fiscalía Anticorrupción tal y como están diseñadas y concebidas hoy. Escobas de palo, diseñadas para empujar la mugre de un lugar a otro, en vez de sacarla del hogar que habitamos.

El populismo y sus 'explicaciones' (I)

GLOSAS MARGINALES / EVERARDO ELIZONDO
Image result for cowboys and cattle
Uno de los efectos más perniciosos de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos ha sido la proliferación de innumerables expertos instantáneos en la economía, la política y la sociología del mundo. Con osadía, los enterados referidos han opinado sobre asuntos que caen (muy) lejos de su competencia. Aquí va una muestra de tales despropósitos, acompañada de apuntes críticos breves. Las frases en cursivas son compuestos de algunas de las expresiones aludidas. Soy consciente de que me estoy metiendo en un "gatuñal", como dicen en el norte, pero no pude resistir la tentación.

1.- "El populismo ha ganado fuerza en todo el mundo porque la pobreza ha aumentado". ¿De veras? De acuerdo con las estimaciones más recientes del Banco Mundial, la pobreza extrema afecta actualmente a algo así como 12 por ciento de la población, en comparación con 37 por ciento en 1990 y 45 por ciento en 1980. La mayor reducción se observó en Asia, en particular en China. De acuerdo con el Banco, a lo largo de las tres últimas décadas unos mil 200 millones de personas han salido de la pobreza en el llamado "mundo en desarrollo". 



¿Trump tico?

Juan Carlos Hidalgo comenta la postura del candidato a la presidencia de Costa Rica, Otto Guevara, en relación a la inmigración.


Juan Carlos Hidalgo
 
es Analista de Políticas Públicas para América Latina del Cato Institute.
¿Merecía Otto Guevara todo un editorial de La Nación castigándolo por ventilar sus renovados bríos electorales tras la victoria de Donald Trump? Sin lugar a dudas. No se trata de criticar a un político por querer aspirar –por quinta vez– a la presidencia. Ni tan siquiera por querer mutar –por quinta vez– sus principios. El problema yace en el mensaje que Guevara querría explotar en campaña: el muy peligroso y siempre presente odio que muchos ticos tienen hacia los inmigrantes, particularmente nicaragüenses. Costa Rica ostenta dos condiciones que constituyen un potente caldo de cultivo para un mensaje populista-xenófobo: una alta y persistente tasa de desempleo y un generoso –e igualmente oneroso– Estado de bienestarque otorga beneficios básicos a inmigrantes indocumentados. A esto súmesele la desconfianza casi universal que generan los extranjeros que llegan a buscar vida a un país, especialmente si son mano de obra poco calificada.


El futuro del Agrobanco

Iván Alonso considera que el gobierno no debería destinar recursos a Agrobanco, un banco público de escasa rentabilidad que tiene un alto costo de operación.


Iván Alonso
 
obtuvo su PhD. en Economía de la Universidad de California en Los Ángeles y es miembro de la Mont Pelerin Society.
El gobierno está inyectando en estos días 150 millones de soles al capital del Banco Agropecuario, más conocido como Agrobanco. Ésta es solamente la primera parte de los 500 millones que ha prometido inyectarle para aumentar la oferta de financiamiento para los micro y pequeños productores agrarios, ganaderos y acuícolas, con el objetivo ulterior de promover el desarrollo rural. Todo eso está muy bien en el papel, pero, ¿qué justificación puede haber para darle más recursos, que salen de los bolsillos de todos los peruanos, a una entidad que no ha demostrado hacer buen uso de ellos?

Como el agua, la política económica

Mauricio Ríos García considera que la crisis del agua, al igual que la potencial crisis por causa de la política económica del gobierno de Evo Morales, se debe a que el sector público se niega a ajustarse.


Mauricio Ríos García
 
es economista y autor de La década perdida de Occidente (Unión Editorial, Madrid 2015).
Así como con la crisis del agua, sobre la que presuponen que el problema se solucione solo esperando que llueva, la política económica ha sido diseñada con el mismo criterio al menos desde el inicio de la desaceleración a mediados de 2013. No se puede decir cuándo ni dónde la economía terminará haciendo “crack” como el agua, donde el detonante fue la sequía, por eso estos fenómenos se los interpreta recurriendo a la metáfora de una burbuja, pero vamos rápido en ese camino, esperando que los precios del gas simplemente reboten en cualquier momento y se mantengan altos.

Los pobres y la medicina socializada

Alberto Benegas Lynch (h) estima que la creciente socialización de la medicina conduce a malos resultados para los pacientes.


Alberto Benegas Lynch (h)
 
es académico asociado del Cato Institute y Presidente de la Sección Ciencias Económicas de la Academia Nacional de Ciencias de Argentina.
Es de gran importancia percatarse que cada vez que se dice que el aparato estatal debe hacerse cargo de dolencias varias de la población más necesitada esto debe reemplazarse por la precisión que dichos recursos son los del vecino puesto que ningún gobernante financia de su peculio nada (más bien, en gran medida, se los lleva).
Como bien escribe John Chamberlin en el ensayo titulado “La enfermedad de la medicina socializada”, quienes sostienen que no debe sustraerse compulsivamente el fruto del trabajo ajeno son “monstruos morales” sin percatarse —prosigue el autor— de los altos costos y servicios que se producen cuando los incentivos no están alineados con la eficiencia, cuando el bien es “de todos” con lo que se genera “la tragedia de los comunes” y que no hay tal cosa como un servicio “gratuito” (además, como queda dicho, de los cuantiosos recursos robados que es lo que le hace decir a Milton Friedman en su trabajo sobre seguridad social de 1972 junto a Wilbur J. Cohen que “Los programas estatales de asistencia a los pobres son un fracaso, a los que se agrega el fraude y la corrupción”).

Populistas contra trabajadores en Chile

Carlos Rodríguez Braun expone las falacias esgrimidas en Chile por movimientos populistas que ponen en riesgo la libertad para elegir que tienen los trabajadores chilenos en cuanto a su pensión de jubilación.


Carlos Rodríguez Braun
 
es doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y catedrático de Historia del Pensamiento Económico en la misma universidad. Su blog se encuentra en www.carlosrodriguezbraun.com y su cuenta de Twitter es @rodriguezbraun.
La izquierda chilena ha lanzado una campaña contra el sistema privado de pensiones de capitalización, en el cual los trabajadores son propietarios de su pensión.
El resultado económico del sistema ha sido espectacular, contribuyendo a que el país andino haya dejado atrás el subdesarrollo, y la pobreza haya caído del 50% al 8% en las últimas cuatro décadas. Con todo, posiblemente no sea el éxito económico lo más importante, sino lo que significa el sistema en términos de dignidad personal, porque las trabajadoras y los trabajadores son allí dueños de su propio destino, y, al revés que en los sistemas de Seguridad Social pública y de reparto, los pensionistas no son siervos de los poderosos ni moneda de cambio electoral.

La economía del trueque en Venezuela

Andrea Rondón y Gerardo Caprav explican como ha surgido el fenómeno del trueque en la economía venezolana.

Andrea Rondón García es Doctora en Derecho de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Directora del Comité de Derechos de Propiedad del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad), Directora Académica del Instituto Ludwig von Mises Venezuela, miembro de la Cátedra Carlos Rangel de la UCV y Profesora de la Escuela de Derecho y de la Maestría de Filosofía de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). 
Gerardo Caprav es Licenciado en Administración de Empresas de la Escuela Argentina de Negocios. Miembro del Instituto Amagi para la Libertad, think tank liberal de Argentina. Ex Coordinador del Comité de Ética del Partido Libertario de Argentina. 
«…el dinero es uno de los mayores instrumentos de libertad que jamás haya inventado el hombre. Es el dinero lo que en la sociedad existente abre un asombroso campo de elección al pobre, un campo mayor que el que no hace muchas generaciones le estaba abierto al rico».
Hayek, Friedrich A.: Camino de servidumbre, Unión Editorial, Madrid, 2008, p. 179.